Buscar

"Me gusta que me escuchen"

Actualizado: 15 oct 2018





Se me ponen los pelos de punta cada vez que escucho ésta frase. Pareciera una frase simple e inofensiva pero hay mucho más detrás de ella.

Hace un par de días la noticia de un asesino serial paralizó a nuestra sociedad. El asesino de Ecatepec, en México. No entraré en crudos detalles pero esta persona podría ser uno de los asesinos seriales  más espeluznante de nuestra época.  No escribiré sobre él sino del final de su entrevista después de relatar sin ningún remordimiento lo que había hecho y del odio que sentía hacia las mujeres. "Me gusta que me escuchen" dijo con una sonrisa de alivio. 


¿Cuántas veces hemos querido ser escuchados y no pasa nada?


No me mal interpreten mi intención con este blog no es excusar a ningún monstruo,   sino cuestionarnos sobre nosotros mismos. Nos levantamos viviendo de prisa sin percatarnos como están los demás. No es que no nos importe, sino simplemente estamos viviendo de prisa y para variar esclavos de una tecnología que nos da y nos quita mucho.


Ayer por ejemplo; le tuve que pedir a mi esposo que dejara el celular mientras estábamos cenando. Inmediatamente y sorprendido abrió los ojos, se disculpó y apagó su celular. ¿Pero que hubiera pasado si yo simplemente me hubiera quedado sentada ahí observando sin exigir mi derecho a ser escuchada?  Mi inconsciente seguramente hubiera reaccionado con tristeza, soledad  o con un pesar muy grande pero decidí que yo iba a ser escuchada. Por supuesto que en un mundo ideal no tendrías que pedirle a tu esposo que te pusiera atención, pero en el mundo real las personas están cansadas, las personas se aburren y las personas quieren desconectarse de un día largo de trabajo. Es por eso que debemos de ser creativos y aprender a poner el reflector en nuestra dirección.


Los tiempos modernos nos obligan a ser más audaces necesitamos expresarnos de una manera real y sin filtros. Utiliza los medios que necesites los que estén a tu alcance, escribe, canta, compone, platica, dibuja pero exprésate porque al final del día todos tenemos derecho a ser escuchados.  Y si no te hacen caso recuerda que tienes este espacio en donde como tú alguien quiere ser escuchada. 


¡Desocupa tu mente y ocúpala en lo que verdaderamente es importante antes de que te conviertas en el monstrou de Ecatepec!

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo