Buscar

¡soy mala madre y me encanta!

Actualizado: 7 nov 2018


Normalmente entre madres alabamos a las mamás que parecieran salidas de una película de Disney, peinado y uñas perfectas con un hermoso delantal y un platillo exquisito. Hasta acá puedo oler su cabello con toques de lavanda moviéndose de un lado para el otro como si cada uno de sus moviéndoos estuvieran perfectamente estudiados.


Este estilo de mamá jamás grita, ni se ve desarreglada cuida su alimentación y la de sus hijos. Durante la mañana hace ejercicio y se asegura de tener la casa impecable. Me quedo extasiada cada vez que me topo con una mamá así. ¿En mi mundo? Vivo en la negación pensando que no existen, que son tan irreales como los unicornios.


Sin embargo, existe un estilo de mamá muy particular que secretamente admiro. Y este estilo es la que reconoce que falla como madre y lo grita a los cuatro vientos. No es que no quiera darle lo mejor a mis hijos y seguir un buen ejemplo, pero sencillamente estas llamadas "Malas Madres" saben que son seres independientes antes de ser madres, son prácticas, exitosas, desafiantes, excelentes amigas y brutalmente honestas. No te metas con una mala madre porque te va hacer pagar.


Claro estoy consciente que el termino "Mala Madre" puede ser muy ambiguo pues hay de madres a monstruos. Esta publicación va más enfocada aquellas madres que aman a sus hijos pero sencillamente deciden no complicarse la vida siguiendo parámetros modernos. Los cuidan de una manera simple y sin remordimiento haciendo lo mejor que pueden sin sacrificar su felicidad. Ahora bien, no se confundan, no estoy hablando del tipo de madre que se va de antro siempre y le deja los hijos a la abuela. Aunque no esta mal echarse una canita al aire de vez en cuando, no debemos de olvidar que nosotros somos los responsables de nuestros hijos.


Una "Mala Madre" no se frustra si no hizo comida, busca la manera de que haya buena comida en casa buscando siempre precio y calidad. Solo toma el teléfono y listo.


En su vocabulario puede surgir una que otra palabrota. Pero aprendes a verla con naturalidad porque forma parte de su estilo.


Quizás su casa no sea perfecta pero sí la más divertida.


Ha sido criticada por darle a sus hijos papillas comerciales y comprarles andadores.


Ríe a carcajadas sin tapujos


Es capaz de pelearse con las maestras o cualquiera que se meta con sus críos.


Aunque esta madre también quiere lo mejor para sus hijos, no sigue ninguna filosofía educativa siempre sigue lo que le dicta su corazón, muchas veces se equivoca pero lo que hace lo hace por amor.


Secretamente es super cariñosa aunque de vez en cuando pega de gritos.


Seguramente más de una vez sus hijos se le cayeron de la cama o de algún lugar, haciéndola sentir tan vulnerable que se le salieron las lágrimas.


No dió lactancia porque le dolió demasiado, o dio lactancia y ya quiere dejarla antes de la fecha.


¿Te identificas con alguna de ella?


Si tu respuesta fue Sí ¡Te felicito eres una "Mala Madre" ! Pero no te preocupes, al final del día todas somos "Malas Madres" porque al educar a nuestros hijos existen momentos en los que fallamos porque simplemente somos seres únicos e irrepetibles cuidando a seres únicos e irrepetibles y para eso no hay manual. Por eso todas deberíamos de gritar !Soy Mala Madre y Me encanta!

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo