Buscar

¿Lavadora amiga o enemiga?

Actualizado: 11 oct 2018

Me levanté temprano como todos los días, pero esta vez hice una pequeña modificación en mi rutina  y esta vez me obligué a ignorar la ropa que no he doblado durante la semana.  Se podría describir como el monte Everest interminable  y peligroso por más que me "esfuerzo" me disgusta ver como mi vida pasa entre unos calzones con hoyitos y la búsqueda interminable de los calcetines extraviados. 


Así que me di un buen baño me puse mi aceite esencial favorito  y cerré la puerta.  Sí... cerré la puerta a los quehaceres domésticos  y abrí la puerta a la del enfoque y la creatividad.

Knock, Knock retumba  la lavadora buscando que le dé un poco de atención ¿Pero sabes que lavadora? Ahí quédate con tu insaciable hambre de comerte toda mi ropa, porque yo tengo hambre de comerme el mundo.  !Tú no tienes llenadera y yo tampoco!


Eres la amiga más absorbente de la historia. Así que ahí te ves, y prometo que si sigues de absorbente buscaré tener un cambio de ropa por día y ponernos a dieta de las cosas materiales,  porque al final del camino regresaré a leer mi historia y no serás tú quien aparezcas en todas las páginas de mi vida. 


La verdad adoro mis pantalones floreados funcionan en el frío y el calor, así que cuidadito y sigas con tus cosas porque amenazo con dejar solo eso en mi vida.  


Con pasión me  levanto agradeciendo que tengo un nuevo día para  decir buenos días esta soy yo y escribo lo que me plazca por el simple hecho que me hace feliz.  


¡Busca la pasión de tu vida y no te preocupes por agradar a nadie más que a ti!  







0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo