Buscar
  • Maribel

¡alerta de corre caminos!


Salir corriendo es parte de nuestra rutina diaria, pero si eres mamá agrégale unos 10 caballos de fuerza a nuestro recorrido mañanero. No es casualidad que la gente crea que te falta carácter, energía o autoridad para controlar lo incontrolable. Siempre serás juzgada por lo que hagas o dejes de hacer y en el tema de hijos te convertirás en la nota roja del día.  Algunas veces creo que definitivamente me faltan técnicas educativas, otras veces creo que me falta un par de brazos adicionales y la mayoría de las veces quisiera solo escaparme.  Pero antes de entrar en el obscuro tema de "El ser Juzgado" hoy hablaré de la enfermedad del "corre caminos" ¿No me digas que no la conoces? ¡Es muy común y vergonzosa! Aquí te va todos los detalles de esta dañina enfermedad.  "El corre caminos"  no siempre presenta síntomas, de manera que muchas personas no saben que la tienen. Si notas signos, hazte pruebas de inmediato. 


Aquí te explicamos a qué debes prestarle atención.

  • ¿Cada vez que quieres cambiar algún infante se te escapa sin pañal saltando de felicidad como Hooligan en Sevilla?. 

  • ¿Se te ha hecho tarde más de una vez, para el trabajo, escuela o reunión familiar?

  • ¿Te tardas mas de 10 minutos buscando un calcetín? 

  • Normalmente cuando acabas de vestir a tus hijos, muestras fatiga crónica.

  • Frecuentemente sientes temor que tu dulzura  se hagan popó, se vomite o se ensucie un segundo después de haberlo cambiado. 

  • ¿Algunas veces olvidas la pañalera?

  • ¿Te has regresado de la escuela por olvidar la mochila/lonchera?

  • Sientes dolor intenso en brazos y espalda. 

  • Contestar la siguiente pregunta te resulta difícil  ¿Qué día es hoy?

  • ¿Muestras signos de cansancio y ojeras profundas? 

  • ¿Cabello rebelde y maltratado por el paso del tiempo? 

  • Ansiedad extrema cuando se acerca la hora de llegar a tiempo a algún lugar con tus hijos. 

  • ¿Tu esposo ya se cambió y tu sigues correteando a los niños? 


Si tu respuesta fue sí a alguno de los puntos anteriores, lamento informarte que tienes la molesta enfermedad del "corre caminos" y una vez que te da corres con el riesgo de ponerte tus pantalones  invertidos.


Si alguna vez te pasa o ves a alguien que le pase guarda la calma y ríete de ti mismo  porque no hay nada mas hermoso que disfrutar de las pequeñas bromas de la vida.  "El hacer las cosas pero hacerlas bien" no significa necesariamente  hacerlas perfectas sino hacerlas con amor. 

Como mamás nos preocupamos mucho de ser perfectas cuando en realidad es perfectamente normal ser imperfectas. Recordemos que el trabajo más perfecto que hicimos fue "dar vida a una vida perfecta que requiere de cuidados imperfectos".


Bienvenida a nuestra vida de corre caminos "meep meep".



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo